Give First

Hey, tenemos que hablar. Toma asiento, ponte cómodo, ¿ya está listo tu café? Bien, empecemos.

Quiero hablarte de generosidad. No como una cualidad de gente educada, sino más bien como un mantra que adoptamos y hacemos nuestro como método de pensamiento.

En casa nos enseñaron que debemos ser personas educadas, que debemos ser generosos con las personas. Y eso está muy bien. Después llegamos a la escuela y nos enseñan a prepararnos con conocimientos generales hasta que decidimos un camino y nos preparan para la vida profesional.

Al final del camino podemos ya sea elegir incorporarnos al ámbito laboral, formar parte de un organismo de la sociedad civil o arrancar nuestro propio negocio.

Aquí es donde quiero regalarte este consejo: la generosidad es el mejor modelo de negocio en la actualidad. 

Siempre que estés dispuesto a compartir lo mejor de ti, de tus conocimientos, de tu trabajo, de tu tiempo, estás haciendo la mejor inversión de tu vida. Te lo garantizo.

Recientemente este mes asistí en Guadalajara, México al Techstars Latam Summit 2015 donde coincidí con líderes de comunidades de emprendimiento tecnológico de Latinoamérica con quienes compartí experiencias, casos de éxito, errores comunes y mejores prácticas.

Gracias a su generosidad, obtuve mucho aprendizaje que ahora buscaré aplicar en las comunidades de las que formo parte. Y ahí fue donde lo escuché por primera vez: #GiveFirst.

Estas dos palabras describen la ideología de los Techstars Startup Programs que agrupa a eventos como Startup Weekend, Startup Next y Startup Week, así como al bulletin Startup Digest.

Give First más allá es una práctica, una creencia, un mantra que adopté e hice mío. Este cambio en el método de pensamiento se complementa bien con lo hecho este año y es una idea que vale la pena transmitir.

Si estás de acuerdo conmigo te invito a que adoptes este mantra como tuyo. Hagamos de la generosidad, una cualidad en la que creemos y que ponemos en práctica convencidos de que derivará en un mejor lugar en el que vivimos.

Seamos generosos. Demos siempre lo mejor de nosotros. Los beneficios llegarán por añadidura. Grábatelo: give first.

Facebook Comments

Momentos

Esta frase se la aprendí a Manuel.

Es un mantra que me ha inspirado y acompañado todo este tiempo.

Facebook Comments

Focus

Hay tiempo para todo.

Pero no todo el tiempo es para todo.

Enfócate en lo importante. Prepárate para lo que viene y lánzate cuando estés plenamente consciente de lo que quieres lograr.

Si sólo son dudas e impulsos, pero no te sientes del todo listo, creo que vale la pena hacer una pausa, tomar un respiro y analizar la lista de skills con los que cuentas. Si tienes realmente claro qué quieres lograr y sobre todo cómo pretendes lograrlo.

Si todo está en su lugar. Jump!

No será fácil. Se requiere de cantidades impresionantes de acción masiva. Y mucho focus. Mucho enfoque, concentración, dedicación y trabajo.

No hay caminos cortos hacia el éxito. Lo que si hay son muchos tropiezos. Pero recuerden lo que dijo Diego. “Cuando el camino se pone duro, los duros permanecen en el camino”.

Facebook Comments

El dueño de la Luna

Recientemente me suscribí a un canal en línea que transmite en vivo, partidas de diversos videojuegos. Me costó 4 dólares 99 centavos. Lo interesante de esta compra es que no conozco muchos de los juegos que transmiten y no tengo el mínimo interés en ellos. Lo último que jugué, seguramente fue el Super Mario Bros 3.

Como este ejemplo, existen algunos “consumos digitales” como me gusta llamarlos que he hecho durante los últimos años. Mis amigos critican que compro “aire”, que gasto en “nada” dicen. Me hacen sentir timado por personas más visionarias que han logrado hacer de la web su modo de vida.

Y en parte esto es cierto. La chica que lidera el canal de videojuegos -mexicana residiendo en Canadá-, vive únicamente de jugar videojuegos en internet e interactuar con las decenas de fanáticos que participan activamente en su sala de chat.

Ese fue precisamente el origen de mi acercamiento. Me encanta analizar y desmenuzar la forma en que la tecnología ha impactado en la forma que hacemos las cosas de manera cotidiana. Me produce una curiosidad enorme el fenómeno de conducta y todo alrededor de personas que generan contenidos en Internet y viven de ello.

Me declaro fanático de la ruptura de paradigmas generados desde que un grupo de visionarios, descubrieron maneras de aprovechar Internet y vivir dignamente de lo que generan para sus usuarios, los más afortunados, haciendo lo que aman. Me parece un tema digno de un amplio estudio sociológico.

Viene todo esto a colación por un cuento que recién descubrí, escrito por Hernán Casciari en agosto de 2006, donde relata la vida de Denis Hope, un ventrílocuo fracasado que se convirtió en 1980 en legítimo dueño de la Luna que se vende en pequeñas parcelas por 19 dólares y 99 centavos.

Ante los ojos de muchos, racionalmente todo esto no tiene una justificación clara. Sin embargo, mis consumos digitales me hacen compartir un vínculo con el sentimiento de Hernán, dueño de un pequeño pedazo de la Luna. Nunca había comprendido del todo mi curiosidad, hoy todo me ha quedado claro. Les comparto el cuento.

Leer el cuento: La luna, a retazos y en liquidación

Facebook Comments